Diario final proyecto del huevo

October 21, 2014  |  By  | 


Como Nos Conocimos  Adem á s de la calificaci ó n, esta historia se dejar á en escrito para que cuando los gemelos crezcan puedan conocer la historia de c ó mo fue que sus padres se conocieron ( puede que ellos ya no lo recuerden ) y para que le sirva de ejemplo a todas las personas que siguen buscando su media naranja. Todo empez ó el viernes,6 de octubre de 2013. Alan Reynoso hab í a cumplido sus 14 a ñ os hac í a ya 5 meses y ya casi todos sus amigos hab í an los hab í an cumplido. Casi todos los viernes se reun í an en casa de alguien para jugar videojuegos o acabar proyectos pero este viernes fue diferente, un amigo suyo no tan fan á tico de quedarse encerrado en la casa toda la noche le pidi ó que fueran a patinar. Hacia a ñ os que Alan no patinaba y estuvo desacuerdo con su amigo. Decidieron ir a la pista de hielo de la Noria pues ah í vend í an papas locas. Natalia no hab í a podido estar con su mejor amiga en el cumplea ñ os de esta, as í que planearon una salida el viernes 6 con otras dos amigas m á s para poder celebrarlo. Natalia sab í a que a su mejor amiga le encantaba patinar pues ten í a muy divertidos ratos al hacerlo. Las tres amigas eran muy buenas cuando se trataba de patinar excepto Natalia, pero eso no le preocupaba, lo que importaba era celebrar el cumplea ñ os n ú mero 14 de su mejor amiga. La pista de patinaje m á s grande era el de la Noria y fue ah í a donde se dirigieron. Reci é n llegaron los chicos se pusieron de inmediato los patines para empezar a divertirse. Las chicas ( como suelen hacer todas ) se llevaron tiempo al escoger sus patines, dejar sus pertenencias en un lugar seguro y arreglarse por en é sima vez la ropa y el cabello. Como es de esperarse en la pista hacia mucho fri ó y los dedos de las personas se empezaban a poner azules despu é s de 10 minutos de haber entrado a patinar. Alan pod í a observar a todo tipo de personas, travestis, amigos, amigas, novios, homosexuales, padres, abuelos, ancianos, etc. Esa era una de las principales razones por la que le encantaba ir a patinar, te encontrabas con todo tipo de gente. Despu é s de haber agarrado el pat í n, quiero decir, despu é s de que Natalia logr ó mantenerse en pie con los patines y medio moverse, sus amigas empezaron a irse por su cuenta o a avanzar m á s r á pido. Muy pronto se encontr ó sola por la mitad de la pista e inteligentemente ( para mi gusto ) aprovecho para irse a una de las orillas por

More from Alan Reynoso