Get more exposure for your business with the new HTML5 flipbooks. Learn more

PROMETEO ENCADENADO 2

claudia


Published on November 28, 2014

UNAS PALABRAS SOBRE ESQUILO Y LA TRAGEDIA GRIEGA La tragedia griega floreció en el siglo V antes de Jesucristo. Unos doscientos años atrás (siglos VII y VI antes de la era cristiana) era un conjunto de cantos y representaciones mímicas en honor de Dionisos (Baco). Los cantores, danzarines y mimos que integraban este coro inicial actuaban disfrazados con pieles de machos cabríos (tragos, en griego). Aparentando ser sátiros, cantaban y clamaban al unísono, narrando episodios violentos relacionados con el dios. Al evolucionar este coro, se antepuso un recitado; los cantos y las pantomimas fueron puliéndose, las formas y los temas variaron y se tornaron en obras de mayor hondura. Se abandonó el que fuera tema central, surgieron motivaciones relacionadas con otros dioses, héroes, y aun hombres. Existió, sin embargo, una constante: el sentido religioso. Todas las acciones de los pueblos y de los individuos giraban alrededor de los mitos, temores y supersticiones. En la tragedia griega, las vidas humanas estaban regidas por la voluntad caprichosa de las divinidades. La ética, los afectos, todo estaba supeditado a los soberbios designios de los dioses. Aún hoy, a tantos siglos de distancia, el espectador común se estremece ante la representación de ciertas tragedias griegas en las que revívese los sobrios elementos escénicos de la época. “Acaso la humanidad no ha vuelto a tener nunca espectáculo tan magnífico: en el que dentro de la mayor simplicidad de concepción, se sucedían las danzas austeras del coro, los cantos líricos al son de la flauta, las exclamaciones de algún rey insensato, a quienes los dioses enloquecen antes de perder”, conforme dice Julio Torri. A partir del personaje (protagonistés, en griego introducido por Tespis, la tragedia griega da un giro hacia el actual movimiento teatral. El protagonista actuaba solo rodeado por el coro. Lentamente irían incorporándose nuevos elementos y otros actores. Esquilo nació en Eleusis y vivió aproximadamente entre los años 525 y 455 antes de Jesucristo. Con Sófocles y Eurípides integra la máxima trilogía de poetas trágicos de la antigüedad. De noble origen (eupátida) vistió en muchas batallas el traje de soldado; luchó contra los persas, que invadieron su patria en afán de conquistarla. Peleó valientemente en Maratón, Platea y Salamina. Según Suidas, escribió noventa obras, de las que sólo han sido conservadas siete. Decenas de veces fue coronado en los certámenes poéticos celebrados periódicamente en su patria. El calificativo de poeta mayor de Grecia otorgado reiteradamente a Esquilo fue discutido sólo para atribuirlo a Sófocles. Esquilo, que estuvo a quinientos años de distancia de la filosofía cristiana, es fatalista y pesimista. Duro y desesperanzado, condena a sus personajes a sufrir