Get more exposure for your business with the new HTML5 flipbooks. Learn more

paper

deloyaf18


Published on December 2, 2014

Nos acostumbramos a la violencia y esto no es bueno para nuestra sociedad. Una población insensible es una población peligrosa”. ISAAC ASIMOV “Con el estómago encogido”…así me dijo sentirse una amiga cada que veía todas esas fotos y videos que ahora circulan por las redes sociales mostrando animales maltratados, abandonados o en adopción. Incluso me decía que le impresionaban tanto, que prefería ya no detenerse a leer las historias de horror detrás de cada perrito o gatito con el que algún o algunos desequilibrados fueron crueles. El tema del maltrato animal estremece a cualquiera que esté en sus cabales. Es algo que indigna, que toca el corazón, pero que no podemos cerrar los ojos, como sugiere mi amiga. Mucho han luchado las sociedades protectoras de animales y cientos de activistas por años para que se escuche su voz y hoy el Internet ha sido clave para mostrar actos despiadados contra especies vivas que han ocurrido siempre, pero no lo sabíamos. Tan sólo en México, aproximadamente se maltratan al año un millón de animales, según datos de las organizaciones protectoras de animales. Y es que hay tantos tipos de maltrato, que puede haber personas ejerciéndolo y no lo saben. Además de golpes o tortura; también es el abandono y todo aquello que pudiera estresar a la mascota, como tenerlo en instalaciones inadecuadas, sucio, sin comida ni bebida, dejarlo a la intemperie soportando frío, sol, lluvia; también vender ilegalmente cualquier especie o usar animales para entretener en algún espectáculo, se considera crueldad.